¿Por qué no estás ganando músculo?

¿Vas un buen tiempo entrenando y todavía no ves los resultados? Puede que estés cometiendo alguno de los siguientes errores:

1. No estás consumiendo suficientes calorías

En la gran mayoría de los casos, la dificultad de ganar masa muscular se soluciona de una de dos maneras bastante simples: comer más o elegir alimentos más densos en calorías. En pocas palabras, si consumes más calorías de las que quema tu cuerpo, vas a aumentar de peso (y si tienes un buen plan de entrenamiento, esta ganancia será principalmente de músculo). Por el contrario, si consumes menos calorías de las que quemas, vas a bajar de peso.

Por esta razón, no dejes que tu miedo a las calorías sea un obstáculo para lograr tus objetivos; aumenta progresivamente tu consumo de calorías hasta que llegues al punto en el que estás conforme con tu velocidad de ganancia de masa semana tras semana.

2. No tienes una rutina de entrenamiento adecuada

Procura elegir una rutina de entrenamiento que cumpla por lo menos con las siguientes características:

  • Basada principalmente en ejercicios ‘compuestos’ que involucren varios grupos musculares y articulaciones a la vez, como sentadillas (squats), deadlift, dominadas (pull-ups) y flexiones de pecho (push-ups bench press). Los ejercicios de ‘aislamiento’ de músculos son un buen complemento pero no deberían ser el eje central de tus entrenamientos.
  • Distribución correcta de los grupos musculares entrenados a lo largo de la semana, que tenga tiempos adecuados de recuperación entre los días de ejercicio, y se evite así el sobreentrenamiento (u overtraining).

3. No estás aumentando progresivamente la dificultad

Tu organismo hace que crezcan tus músculos con el objetivo de adaptarse a estímulos nuevos para los cuales tus niveles de fuerza o musculatura actuales no están acostumbrados. Por lo tanto, si no incrementas progresivamente la dificultad de tus entrenamientos (sea a través de los pesos, tipos de movimiento, e intensidad), tus músculos se acostumbrarán rápidamente al mismo estímulo y dejarán de crecer.

4. No estás consumiendo suficiente proteína

Las calorías no son lo único importante en lo que respecta a tu alimentación; el tipo de comidas que consumas es un factor crucial en el proceso de ganar músculo. 

Tus alimentos se dividen en tres grupos principales (los llamados macronutrientes): proteínas, carbohidratos, y grasas, siendo todos absolutamente necesarios para una buena salud. De estos tres, las proteínas son seguramente las más importante para el proceso de crecimiento muscular, ya que son los ‘bloques de construcción’ de tus músculos, con los cuales éstos se recuperarán y crecerán después de ser estimulados mediante el ejercicio.

Por esta razón, es recomendable que consumas un alimento o suplemento alto en proteína de rápida absorción después de entrenar, con el fin promover la recuperación y crecimiento muscular de forma más rápida y eficiente.

¡Ten en cuenta los anteriores consejos, y seguramente podrás identificar las áreas en las que puedes mejorar para así lograr tus objetivos atléticos de aquí en adelante!

¿Ya probaste HYPRO Protein Water, el agua con 20g de proteína de rápida absorción?

HYPRO Protein Water, el agua con proteína más limpia y refrescante del planeta Whey Protein Isolate o Isolatada. Ideal para ganar músculo, definir o marcar, y perder o quemar grasa corporal. 20g de proteína, 4.7g de aminoácidos BCAA y 0 carbohidratos, azúcares, grasas y sin lactosa

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *